LAS CONSECUENCIAS DEL DIVORCIO O DISOLUCIÓN DE PAREJA DE HECHO DE UN EXTRANJERO EN ESPAÑA RESPECTO A SU AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA

¿Cómo puedo mantener mi residencia comunitaria en caso de divorcio o disolución de pareja de hecho? Te resolvemos las dudas a continuación
¿Cómo puedo mantener mi residencia comunitaria en caso de divorcio o disolución de pareja de hecho? Te resolvemos las dudas a continuación

Vamos a explicar las consecuencias que tiene el divorcio de un extranjero nacional de tercer estado en España, cuando su cónyuge es español o nacional comunitario (nacional de un país de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza).

¿Qué ocurre en el caso de separación?

Es IMPORTANTE señalar que si se trata de una separación, al no producirse la disolución del vínculo matrimonial, se mantendría la autorización de residencia en régimen comunitario, debiendo comunicar dicha separación a la Oficina de extranjería. La baja en el Registro de parejas de hecho también deberá comunicarse.

¿Cuáles son los requisitos?

El artículo 9.4 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, establece los requisitos que deberá cumplir el cónyuge para mantener su condición de residencia en régimen comunitario:

  • Que el matrimonio hasta la interposición de la demanda de divorcio, haya durado un mínimo de tres años, y deberá acreditarse que al menos uno de esos años ha sido de convivencia en España.
  • Que por mutuo acuerdo o resolución judicial, la custodia de los hijos del ciudadano comunitario, le sea atribuida al progenitor nacional de tercer estado.
  • Que se acredite que han existido circunstancias especialmente difíciles como:
    • Haber sido víctima de violencia de género durante el matrimonio o la situación de pareja registrada.
    • Haber sido sometido a trata de seres humanos por su cónyuge o pareja durante el matrimonio o la situación de pareja registrada.
  • Que por resolución judicial o mutuo acuerdo entre las partes se determine el derecho de visita, al hijo menor del progenitor nacional de tercer estado, cuando dicho menor resida en España y la resolución o acuerdo se encuentre vigente.

¿Cuál es el plazo para solicitarlo?

Dentro del PLAZO DE TRES MESES desde que se produzca la notificación de la resolución de disolución del vínculo matrimonial, nulidad o cese en el Registro de parejas de hecho, se deberá dirigir a la Oficina de extranjería para acreditar que concurre alguno de los supuestos mencionados y solicitar que se mantenga la autorización de residencia de familiar de la Unión que ya tenía concedida hasta la vigencia de la misma.

¿Qué ocurre cuando se caduque la mencionada autorización?

Cuando llegue el momento de que esta caduque se le renovará por otra tarjeta, también en régimen comunitario, pero esta vez sin que en la misma se haga referencia al familiar que le otorgó el derecho, siempre que se justifique que se cumple los requisitos exigidos.

¿Qué ocurre si no se cumple ninguno de los requisitos mencionados anteriormente?

Esta posibilidad de mantener la autorización de residencia en régimen comunitario al ex cónyuge, no será extensible a terceros, quienes tendrán que solicitar la modificación del régimen comunitario al régimen general, previo cumplimiento de los requisitos exigibles para ello.

De la misma forma deberá de proceder el ex cónyuge o ex pareja si no cumple ninguno de los requisitos mencionados anteriormente.

¿Qué ocurre si el cónyuge no comunitario no cumple alguno de los requisitos expuestos anteriormente tras el divorcio?

Si no tienen hijos, su residencia en España hasta el divorcio, la nulidad o el cese como pareja de hecho, ha sido únicamente de dos años, y no ha existido ninguna circunstancia difícil que haya propiciado su divorcio, el ex cónyuge nacional de tercer estado, también quedará excluido del régimen comunitario, teniendo que solicitar la modificación de su autorización de residencia en régimen comunitario por otra autorización de residencia o residencia y trabajo (cuenta ajena o cuenta propia) conforme lo dispuesto en la normativa general de extranjería (artículo 200.3 del Real Decreto 557/2011).

¿Y en el caso de tener una autorización  de residencia permanente en régimen comunitario previa al divorcio?

Si llegado el momento de la disolución del vínculo matrimonial, tanto el ex cónyuge nacional de tercer estado como los familiares de éste que también vivieran en España, ya  fueran titulares de una autorización  de residencia permanente en régimen comunitario, NO tendrían que cumplir los requisitos mencionados, ya que la titularidad de esa autorización les habilita a permanecer en España.

España es el país competente para conocer del divorcio, pero serán los interesados los que deban comunicar a sus países de origen, que se ha procedido a la disolución del vínculo matrimonial pare el reconocimiento e inscripción del mismo, ya que de hacerlo el matrimonio seguirá constando en sus respectivos países.

En el caso de que el matrimonio o pareja de hecho, hubiera dado lugar a la obtención de la nacionalidad, esta no se vería afectada por un divorcio, separación, nulidad o extinción de la pareja de hecho, ya que este tipo de circunstancias no están previstas en la legislación como causas de pérdida de la nacionalidad española, las cuales se recogen en los artículos 24 y 25 del Código Civil.

Para cualquier consulta que tenga, no dude en contactar con nosotros a través de nuestro teléfono, nuestro correo electrónico, a través de nuestra página web, o acudiendo personalmente a nuestra oficina de Valencia. Estaremos encantados de ayudarle y poder ofrecerle nuestros servicios.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on vk